“AMIRA SAHARA” lucha por demostrar la dignidad de su trabajo y, al mismo tiempo, sobre todo a raíz del 11-S y el 11-M quiere demostrar que su cultura es “pacífica, muy generosa y rica y ha dejado un gran legado. Estoy orgullosa de ella y por eso la defiendo y los fundamentalistas que dicen que hablan en nombre de esta cultura no lo hacen y son unos indeseables.”asevera.Para lograr su fin, además de con su danza, AMIRA ofrece conferencias, y esta escribiendo un libro, en el que habla de una de las danzas más antiguas del mundo, y la cara oculta de la danza del vientre en el mundo árabe. “AMIRA SAHARA” disfruta con su labor y está volcada en su causa. Como ella dice, seguirá con su lucha hasta”que me haga viejecita y el corazón pare, entonces “AMIRA SAHARA” quedará para la historia.”

J. Abenojar